viernes, 29 de abril de 2011

LA BILLETERA DE LA FELICIDAD: UN MENSAJE DE ESPERANZA PARA EL PERÚ

lunes, 25 de abril de 2011

¿QUÉ PASARÍA SI NO TODOS TUVIERAN DERECHO AL VOTO?

Si tuviésemos un buen gobierno, que le da oportunidad a todo el pueblo de recibir educación, de tal modo que aun en el lugar más alejado de nuestra amazonía o de nuestra sierra, haya un colegio público, donde no haya excusa de no estudiar, y que a raíz de esto se cree una ley, en donde en el DNI figure como dato adicional, "acto", para los que hayan terminado toda la secundaria y así, tener derecho al voto, ¿qué pasaría?. Y si además, el que tenga estudio técnico, universitario u otro tipo de estudio superior, pueda alcanzar el de "calificado", para que además de elegir, pueda ser elegido como alcalde, congresista, parlamentario andino, presidente y hasta para ocupar algún cargo en una institución del estado, vuelvo a preguntar ¿qué pasaría?. Y por el contrario, qué pasaría si los que no tuviesen estudios básicos tengan el término de "no acto" y éstos no puedan votar, ni ser elegidos, ni ocupar un cargo en una institución del estado.

Tengo varias hipótesis, la primera e inmediata es que mucha gente podría protestar, diciendo que es un acto discriminatorio, que se le está excluyendo a las personas con pocas oportunidades, pero vuelvo a aclarar: "si tuviésemos un buen gobierno, en donde la educación está a la alcance de todos", con la oportunidad de cambiar su estatus de "no acto" en el momento que se animen a terminar sus estudios básicos, creo que igual, habría gente con cierto romanticismo que diría que se trata de un autoritarismo, estoy seguro.

Lo que también podría pasar es que mucha gente se avergonzaría de tener como dato en su DNI la calificación de "no acto" y se anime a estudiar, dándose cuenta que no ser acto, implica no contar con ciertos privilegios, como la de elegir a alguien que los represente en el poder.

Se revaloraría las elecciones, porque votar sería un privilegio y no una obligación ("no todos pueden votar, pero yo sí", dirían algunos). Y sería en verdad, una fiesta patriótica.

Una vez, tuve oportunidad de conocer pueblos muy alejados en Huancavelica, una de las regiones más pobres del Perú, donde la educación además de muy precaria, es cierto, estaba en segundo plano para los padres de familia, ya que la mayoría de éstos, me contaban los pobladores, fueron no planeados y los que sí, los hacían para poder tener mano de obra para sus chacras y cuidar su ganado. De modo que no creían en la educación como medio para poder superarse. Y lo mismo pasó con sus padres y los padres de sus padres. Entonces, con esta medida, se pondría fin este círculo vicioso, disuadiéndolos para que valoren el tema del estudio, porque literalmente, se darán cuenta que "no tendrán voz ni voto". Y la gente que, aún con esta medida, no quiera estudiar, será porque simplemente no quieren votar.

Si en un poblado, no hay acceso a la información por medio de la televisión, la radio e internet, será más fácil que llegue por el medio más primario de todos, de donde se inició lo que hoy conocemos como "prensa": los periódicos. He aquí, la otra cosa que podría pasar: tendríamos personas más informadas, porque a pesar de que no tengan acceso a la información por televisión, radio e internet, podrán tener a los medios impresos, para que los que sí son "actos" para el voto, lean sobre sus planes de gobierno, los datos de los candidatos, lo que se les imputa, etc.

También creo que dejaremos de ver gente como Susi Diaz, Melcochita, ex-fublistas, etc., ostentar una candidatura a un cargo gubernamental, porque sin el estatus de "capacitado", no podrán ocupar un cargo político. Incluso, será más dificil que haya vara o nepotismo, dado que la gente sin estudios superiores tampoco podrá ocupar un puesto de trabajo en una institución del estado. No digo que con ésto se erradicará el nepotismo, pero por lo menos los que tienen vara tendrán que ser profesionales y no cualquiera, eso al menos es algo.

El gobierno debería tener a lo mejor del país trabajando a su servicio. Gente ya no sólo graduada de una universidad, sino con una maestría.

Yo creo que es fundamental la enseñanza, la educación forma un buen criterio. Si a una persona se le enseña historia, probablemente no volvará a repetir los errores del pasado. Si a una persona se le enseña a leer, estará mejor informado y podrá analizar y discenir la mejor de todas las propuestas que lanzan los candidatos en una elección. Si a una persona se le enseña lo que es el Perú, tal vez lo ame más y no piense en sí misma, sino en el desarrollo del país.

Sé que en la actualidad no estamos en condiciones de aplicar esta medida, soy consciente de que el estado no tiene autoridad para quitar derechos a la gente que no estudia, porque la educación aún no es para todos, porque aún no está en todos los rincones del Perú, y si está, es precaria.

Sé también que esto no va a hacer que la gente vote con consciencia, porque ahora hay muchos que, hasta con estudios superiores, votan por un candidato sin saber nada de éste. Pero como dije antes con respecto a este plan, creo que aunque sea, hará algo.

Después de que estas últimas elecciones nos dejara entre Humala y Keiko, lo primero que muchos comentamos fue: "estamos así por culpa de los pobres que son ignorantes y que no saben votar". Opino que los ignorantes fuimos los que nunca nos dimos cuenta que la educación debió llegar a todos y que la educación es la base para todo lo demás que queremos mejorar en nuestro país. Reconozco que estar entre Humala y Keiko es simplemente la respuesta de ese sector MAYORITARIO que exige, fruto de su ignorancia o no, pero al final, con justa razón, un cambio. Sé que se necesita hacer muchas reformas educativas: que en las escuelas se capacite y actualice mejor al profesor y que haya más y mejores escuelas en todo el Perú, que las universidades nacionales los profesores enseñen sólo lo concerniente a la carrera y no ideologías propias (la mayoría de éstas comunistas, que sólo crean profesionales resentidos), que haya aumentos a los maestros por meritocracia, etc., etc., etc., y tal vez después, podamos ejercer todo este plan, representado en un simple DNI.

lunes, 5 de octubre de 2009

UNA PEQUEÑA "AVENTURA" CON LOS CASTILLO


Si yo creía que el ir a Tarapoto, caminar dos horas de ida y otras dos de vueltas en plena selva, cruzar ríos, ver especies raras de insectos y reptiles, mojarse en plena catarata, nadar por el lado más profundo del río, era una aventura. Pues no. La aventura en mi período de vacaciones no pasó en Tarapoto, sino en Lima.

Después de llegar de unas lindas vacaciones el martes, al día siguiente me reuní con mis amigos para tomar unos tragos en Miraflores, en el lugar acostumbrado y a la hora acostumbrada. Los tragos iban y venían hasta que ya eran casi las 2 am. y mis amigos ya se les hacía muy tarde como para ir en la mañana al trabajo. Pero como yo aún estaba de vacaciones hasta el lunes y uno de ellos no tenía turno en la mañana, decidimos seguirla. Nos quedamos hasta las 2:45 am. y se nos dio por ir al Tumbao que queda cerca a la Calle de las Pizzas.

A las 3:30 am. ya me había dado por servido, me divertí, tomé y escuché algunas buenas canciones de salsa. Entonces salí a tomar un taxi que me lleve a mi casa que queda en Cercado de Lima. Encontré uno en la avenida Diagonal, justo al frente de la entrada a la Calle de las Pizzas. Y hasta ahí todo normal.

Justo en el cruce de la Av. Diez Canseco con Paseo de la República, el taxi paró porque el semáforo se puso en rojo. Cuando de repente un carro azul con lunas polarizadas impactó levemente contra la parte trasera de mi taxi. El taxista se bajó y lo mismo hizo el conductor de aquel carro azul. Éste último era un gordo, con la cara grasosa, estaba con terno y además ebrio. Dentro del carro habían más personas, pero no llegué a ver cómo eran, ni cuántos eran. Como era de noche, sólo alcancé a ver sus siluetas confundidas con la oscuridad que producen las ventanas polarizadas.

Tampoco llegué a escuchar lo que hablaban el taxista y el borracho, pero se les veía serenos a ambos. Yo estaba dentro del taxi sin preocuparme lo que pasaba afuera. La discusión duró poco y el taxista volvió y empredimos de nuevo el viaje hacia mi casa, dejando al otro carro atrás. Mientras estábamos yendo, le pregunté si le había pagado algo aquel tipo y él me contestó que sí, pero no me dijo cuanto. Igual, era algo que no me interesaba saber.

Cuando ya estabamos en medio de la Vía Expresa el carro polarizado salió de repente al frente y nos cerró el paso, nos obligó a orillarnos y luego bajó el mismo tipo borracho y ahora alterado. Caminaba hacia nuestro carro con una mano por detrás, como si tuviera un arma en la parte trasera de su pantalón y cuando llegó al lado de la ventana del taxista, le dijo:

-"¡Devuélveme mis 50 lucas reconchatumadre o te lleno de plomo!" -yo ya estaba asustado.
-"¡¿Tú sabes quién soy yo?!" -prosiguió- "¡yo soy Castillo!" -no sabía quién diablos era Castillo, pero con eso ya estaba recontra asustadazo.

-"Brother, yo me bajo acá nomás, yo no conozco a este pata, sólo soy un pasajero, arréglense ustedes" -le dije.

-"¡Tú quédate ahí nomás mierda!" -me contestó el borracho.

Yo no le hice caso y me bajé igual que el taxista. Ya estábamos los tres fuera del carro en plena Vía Expresa y yo le insistía que no quería problemas y que yo mejor me iba. El loco, ahora mafioso, se desesperó y me tiró un codazo en la garganta que me empujó hasta el muro. Fue ahí cuando no le insistí para irme. Y el taxista, terco él, estaba empecinado a no devolverle ni un sol.

-"Pucha, te doy 20 lucas si quieres, es todo lo que tengo, este pata (el taxista) me estaba llevando a Cercado de Lima, no tengo plata" -le dije.

-"¡No, yo quiero mi plata!" -contestó y se fue hacia el taxista tirándole un puñete en la cara.

-"¡Pucha, dale la plata pess tío! -le grité al taxista.

El taxista de nuevo terco, no quiso.

De pronto, salió otro personaje del carro polarizado. Era un viejo, igual con terno y vino hacia nosotros todo alocado y dijo:

-"¡¿Tú sabes quiénes somos?!"

-"¡Sí, son los Castillo, pero no me hagan daño por favor!" -pensaba yo.

-"¡Somos los Castillo!" -me reconfirmó el viejo loco.

El tipo que inició todo esto no sacaba aún la mano de la parte trasera de su pantalón. Eso me hacía temblar más. "Ahorita la saca y me cago", me decía a mí mismo.

El taxista retrocedía paso a paso y los dos le seguían hacia adelante, parecía que en algún momento se le iban a abalanzar. Tanto fue ese ritmo, que llegaron a alejarse de mi como a 50 metros. Yo no sabía qué hacer, porque pensaba que si corría para escaparme, me ganaba un disparo en la espalda.

A lo lejos vi que seguían discutiendo los tres acaloradamente, cuando de la nada vi un puñetazo cortesía del taxista hacia el gordo loco y se echó a correr, dejándome solo con su carro.

Ellos hicieron el amague que lo iban a corretear y empezaron a volver. Yo vi que no transitaban muchos carros por la hora que era y crucé la pista de la Vía Expresa pero sin correr y de espaldas mirándolos a ellos con las manos arriba, diciendo: "Tíos, yo me voy, no tengo nada que ver". Ellos me gritaban: "No te preocupes cholo, contigo no es".

Para eso, yo ya estaba del otro lado de la Vía Expresa. Acabando el taxi a merced de este par de locos. Sólo alcancé a ver como lo pateaban. Subí a Paseo de la República y tomé otro taxi rumbo a mi casa.

Después de toda esta historia, ya tranquilo, me quedan algunas dudas: ¿Qué le pasó al taxista y a su carro?, ¿por qué el taxista prefirió no devolverles el dinero y dejar su carro a disposición de estos mafiosos?, ¿Eran mafiosos, narcos o simplemente unos borrachos que salían de un matrimonio?, ¿era todo esto una treta para sacarme plata y vieron que era un misio?, ¿el gordo tenía en verdad una pistola?. Y sobre todo: ¡¿Quiénes carajo son los Castillo?!

domingo, 16 de agosto de 2009

MI MALA SUERTE NO DESCANSA

Era un viernes a las 2:30 la mañana cuando llegué a mi casa después de un día muy agotador de trabajo. No, no trabajo de "guachimán", como me dicen en broma mis amigos cuando me pierdo una velada de cervezas con ellos. Trabajo de creativo, específicamente de director de arte en una agencia de publicidad. Y ese jueves-viernes me había quedado hasta esa hora para terminar una campaña importante.

Si el cerebro es como un músculo, como así dicen (que no creo), entonces estaba como mis pectorales cuando acabo de hacer mis 70 planchas de corrido: adormecido, entorpecido y sin ganas de ser usado. En resumen, sólo quería dormir.

Pero como soy un "salado", ya ni siquiera por el mismo hecho de serlo, sino ya casi por deber y convicción, tenía que haber algo que confabule para que el simple hecho de echarme en mi cama y cerrar mis ojitos, no sea así de sencillo. Tenía que haber, justo cuando la computadora de mi cabeza estaba ya casi en sleep, un grupo de cuatro pandilleros vestidos como Wisin y Yandel parados en la puerta de mi casa con un carro blanco tuneado y con un equipo woofer escuchando entre salsa y reggaeton a todo volumen y claro, chupando. Lógicamente, el mouse se movió y la computadora despertó abruptamente.

La solución directa sería salir y decirles que por favor le bajen el volumen de su música, pero siendo sincero, me considero valiente, pero no tanto. Era obvio que si alguien con pinta de choro tiene un carro y para colmo equipa su carro de esa forma, tiene que tener plata y si tiene plata, es porque es uno de alto vuelo o con mucha trayectoria y los que tienen mucha trayectoria o son de alto vuelo, son de los que generalmente tienen armas y si tienen armas, te pueden matar o en el mejor de los casos, te pueden dejar doliendo algo. Así que mejor decidí aguantarme.

El sacar de mi ropero la cabarabina de balas calibre 22 que me vendió el papá de mi ex-enamorada, no era un plan, sino sólo una pequeña idea que pasó por mi cabeza. Y sí, lo deseé y mucho. Por supuesto, no lo hice.

Qué ganas de cierto tipo de gente de llamar la atención, en especial los del tipo piraña, que se emociona o se afana tanto cuando tiene un carro, que parece que quiere decirle al mundo que tiene uno, buscando varias maneras de hacerlo, uno es ponerle tubos de neón alrededor de la placa o donde se pueda o ponerle una luz intermitente y escandalosa en la ventana trasera, del tipo que ponen en la punta de las antenas de televisión, de esos para que no se estrelle un avión. O, como en mi caso, usar con la máxima potencia su equipo con woofer. Y es que en lo que hacen y cómo lo hacen, se lee un cartel que dice: "míra, yo logré tener un carro y porque tengo carro soy bravo".

Ya terminé de desahogarme, chau.

lunes, 3 de agosto de 2009

¡ESTE PATÍN ME DA CÓLERA!

Declaraciones de Ollanta Humala extraídas de un artículo de El Comercio el día 2 de agosto poco antes de que ocurriera un atentado terrorista en Huanta. En resumen, según este señor, Sendero no representa ninguna amenaza y que el gobierno debe decir "disculpenme chicos de Sendero y del MRTA, por haber matado a sus camaradas". Es el colmo. Este tipo de declaraciones fortalecen a estos delincuentes, dándoles más argumentos, poniendo al gobierno y al sistema democrático como el malo de la película, facilitando, a lo poco que queda de estas agrupaciones, su resurgimiento, captando más seguidores, no sólo en zonas alejadas, sino hasta en lugares tan cercanos como en la misma Lima, ya que siempre hay gente a la que resultaría fácil de lavarle el cerebro, sólo un ejemplo: recordemos a muchos de los universitarios de los 80.

Lo peor que se puede hacer es subestimar a estos "terrucos" y sus acciones con frases como “Sendero y MRTA no son amenaza al Estado de Derecho”. Para acabar definitivamente con el enemigo, siempre hay que verlo como una amenaza.

Un líder de opinión debe tener un sentido de responsabilidad y mesura a la hora de declarar ante la prensa. Este señor demuestra que no tiene nada de lo mencionado. Aquí el Artículo:

“Sendero y MRTA no son amenaza al Estado de Derecho”, afirma Humala.

Líder nacionalista se encuentra en España y declaró a la colonia peruana en ese país. Pide que presidentes y jefes militares paguen por “guerra” con terroristas.
El líder del Partido Nacionalista, Ollanta, Humala, consideró que Sendero Luminoso (SL) y el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) ya no representan una amenaza para el Perú.
“Sendero Luminoso ya no es una amenaza al estado de derecho. El MRTA tampoco es una amenaza al estado de derecho”, dijo Humala en declaraciones consignadas en el blog cuálestucaucau.
En un discurso dirigido a la colonia peruana en España, Humala Tasso manifestó que los presidentes y los jefes militares deben asumir su responsabilidad por los hechos acontecidos en la época del terrorismo, al igual que el apresado líder senderista Abimael Guzmán.
“En el lado del Estado Peruano los responsables políticos de la guerra están libres. Los presidentes que eran jefes supremos de las Fuerzas Armadas ninguno de ellos está preso por eso”, manifestó.
“Los que están respondiendo políticamente son los soldados (…) pero no están los jefes políticos militares”, acotó.
Bajo ese contexto, el ex candidato presidencial tachó al Estado peruano de “hipócrita” por “no reconocer su responsabilidad política en una guerra que ya terminó”.
Humala sostuvo que de llegar al poder buscara la reconciliación entre los peruanos pero evitó catalogar a SL y al MRTA como grupos terroristas.
“En los primeros años, Sendero Luminoso entra como si fuera el Robin Hood porque al interior del país en muchos lugares no había Estado y, por lo tanto, eran espacios vacíos que cubrió”, apuntó.
El líder nacionalista indicó que SL fracasó cuando “llegan a sembrar el terror”, alejándose por ello de la población.
Las autoridades consideran que SL sigue activo en el país, operando especialmente en los Valles de los Ríos Apurímac y Ene, zona donde mantiene una alianza con el narcotráfico.

sábado, 1 de agosto de 2009

CANCIONES DE YAYO

Acá les adjunto algunas de las mejores canciones de Yayo del Showmatch. Miren cómo le hacen la misma broma a Julieta Prandi. De hecho todo es actuado o la chica es bien tarada. Pero bueno, me dan risa sus canciones.









martes, 28 de julio de 2009

RECORDANDO EL 2006

En el 2006 era la tercera vez que me tocaba votar por un candidato a la presidencia, en aquel tiempo me tocó votar entre Lourdes Flores, Ollanta Humala y Alan García.

Lo que había comenzado para mí como casi un "trámite" sin que deba preocuparme el futuro del país, dado que teniendo estas 3 opciones, lo "lógico y razonable" era votar por Lourdes, en vez de un político improvisado y "bestia" como Ollanta y otro "florero" y comprobado mal presidente como Alan; al final, se convirtió en una pesadilla.

Tiempo antes, cuando vi un reportaje sobre lo ocurrido en el "Andahuaylazo", escuché las declaraciones del padre de los hermanos Humala que explicaba de lo que se trata su ideología nacionalista y absurdamente coincidía como formato al del Nacional Socialismo, sí, los Nazis. Además de ver videos de lo ocurrido en esa zona, donde se mostraba un estandarte con similitudes emblemáticas al de los Nazis, confirmé pues, la afinidad que tienen esta familia por dicha ideología (si se le puede catalogar así). Al final, más que asustarme, me dejó tranquilo, ya que entendí erroneamente, claro, que se trataban de unos payasos o unos locos a quienes no hay que hacerles caso, total, "quien va a votar por estos tarados", resultó que en el 2006 el tarado fui yo, dado que Lourdes se quedó en 3 lugar, dejando la presidencia de la república en manos de "Hitler cholo" y Alan, "el caballo loco". No podía creer que, después de muchas experiencias de fracasos con regímenes estatistas, volvieran a querer un gobierno así en pleno siglo 21 y por otro lado, querer votar de nuevo por un personaje que demostró ser un mal presidente e incluso el peor presidente de la historia republicana del Perú.

Al final, era tanta la amenaza de que Ollanta empiece su "reich" que no tuve otra opción que votar por Alan García, y creo que esa vez, los pocos peruanos con buen criterio, supimos defender la democracia uniéndonos todos: Cristianos evangélicos, populares cristianos, tontos, más tontos y "apristas".

Sin querer exagerar, mi nivel de desesperación era tal que quise intervenir aunque sea con una microscópica acción. Pensé que si tal vez buscaba la manera de dar a conocer mi punto de vista, pueda persuadir en los demás a que se haga un voto inteligente. Fue por eso que me creé una cuenta de e-mail anónima para pasar, en los días previos a la primera vuelta, un panfleto "virtual" que se me ocurrió con el billete de cinco millones de Intis, lo cual me pareció peculiar que coincida después con unos afiches que vi pegados en la calle. Y luego de mi "shock", al enterarme que la segunda vuelta se decidiría entre Alan y Ollanta, decidí mandar esta segunda imagen que habla sólo de Ollanta.

Se acerca el 2011, y el fantasma de Humala aún sigue jodiéndonos, rondando, apareciendo de vez en cuando ante cualquier traspié de este gobierno. Sólo espero que para ese entonces, Alan García, deje al 60 por ciento de peruanos satisfechos, porque de lo que sí estoy seguro, es que este gobierno es la última oportunidad que tiene el sistema democrático de demostrar que es la mejor opción para gobernar en este país.